Conmemoración del Día Internacional de Reducción de Riesgo de Desastres “Vivir para contarlo”

mpgr-prevencion-riesgos

El jueves 18 de octubre de 2016, la Mesa Permanente para la Gestión de Riesgo (MPGR) realizó un evento para conmemorar el día internacional de Reducción de Riesgo a Desastres denominado este año por la Organización de las Naciones Unidas: “Vivir para contarlo”, en el marco de la campaña Sendai Siete, la cual consiste en promover una mayor sensibilización sobre el Marco de Sendai y las acciones necesarias para aplicarlo y lograr sus metas. La actividad inició a las 9:00 am hasta el mediodía en la Plaza Gerardo Barrios, frente a Catedral Metropolitana de San Salvador.

Por otra parte también se conmemora el 30 aniversario del terremoto del 10 de octubre de 1986, el cual tuvo un saldo de 1,500 fallecidos, 10,000 heridos y 60,000 viviendas destruidas. Esto, según la MPG, son evidencias de la alta vulnerabilidad del territorio nacional y de la necesidad de una Política Nacional de Gestión Integral de Riesgos.

Las organizaciones miembro de la MPG presentaron su trabajo mediante panfletos y fotografías, así como muestras de su trabajo realizado en el campo. Entre estas demostraciones los Comandos de Salvamento realizaron un simulacro de atención a víctimas de un terremoto. En la escena se observaban distintos cuadros, alguien con un brazo roto, otra persona en shock, un joven con un golpe en la cabeza, entre otros, los cuales fueron atendidos ante la mirada de los asistentes. En unos instantes lograron estabilizar a los pacientes para ser trasladados a un centro asistencial, tal como ocurriría ante una eventualidad de este tipo.

Flor Gámez de la MPGR recordó la catástrofe ocurrida en Santa Tecla en “Las Colinas” en el año 2011, haciendo énfasis en los factores que promovieron el desastre fueron el haber deforestado la zona baja de la cordillera y además la debilidad del suelo. “Construimos cerquita de las amenazas, haciendo más vulnerable todo el territorio del país” según sus propias palabras.

William Guzmán, Ingeniero de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo (DACGER) del Ministerio de Obras Públicas (MOP) afirmó que la lluvia es uno de los factores que más afecta al territorio nacional al ocurrir un desastre y la segunda son los sismos. Mencionó que “durante 2009 el Huracán Ida dejó más de 100 puentes dañados, 900 cárcavas…” y esto llevó al MOP a reformular sus procedimientos y acciones. Hizo énfasis además en recuperar la memoria histórica de El Salvador, mencionando el “Tsunami” ocurrido en 1922, asegurando que la existencia de muy poca población costera en esa época es muy probablemente la razón por la que no ocurrieron tantas pérdidas humanas.

Comentarios en Facebook