Mesa Nacional Contra la Minería Metálica denuncia ataques corporativos en los países en vías de Desarrollo

BancoMundial-28-4-2016

El jueves 28 de abril de 2016, la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica realizó un plantón frente al Wold Tride Center en el cual se encuentran las oficinas del Banco Mundial en El Salvador con el objetivo de denunciar que los tribunales de este organismo financiero, cómo lo es el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversión (CIADI), respaldan las acciones de las corporaciones mineras para que se permita la extracción de metales preciosos en los países en desarrollo.
Según el comunicado de la Mesa, son 12 millones de dólares que el pueblo salvadoreño ha pagado con sus impuestos para mantener el arbitraje ante el CIADI durante siete años, dinero que sale del presupuesto general de la nación. Fray Domingo Solís, sacerdote franciscano de la Orden de Frailes Menores argumentó que ese monto es pagado por los impuestos que las y los salvadoreños de a pie entregan a las arcas del gobierno, porque los ricos evaden y eluden impuestos y para muestra el caso reciente de los papeles de Panamá. El monto que exige la empresa Pacific Rim (comprada por la empresa australiana Oceana Gold) es por más de $250 millones y corresponde a las utilidades que se ha dejado de percibir por la negación de permisos de concesión para la extracción de oro a base de cianuro.
El Excelentísimo Monseñor Zaenz Lacalle, Arzobispo emérito de la Arquidiócesis de San Salvador, denunció, en la conferencia de prensa dominical del 29 de junio de 2008, una campaña anómica sobre minería verde en El Salvador en la cual “no se menciona para nada el cianuro que se emplea para la extracción del oro y que tiene como consecuencias la contaminación de los mantos acuíferos subterráneos y que afecta a grandes partes del país. Tiene fatales efectos para la salud tanto humana como animal…” según sus propias palabras.
Por otra parte, el excelentísimo Monseñor Luis Escobar Alas, actual Arzobispo de San Salvador, declaró su conferencia de prensa dominical del 17 de abril de 2016 habló sobre los terribles impactos que la minería representa para la población salvadoreña e hizo un llamado a las autoridades a no permitir que se lleven a cabo este tipo de proyectos. Fray Domingo citó las palabras del Señor Arzobispo de San Salvador de esa conferencia cuando se dirigió a los periodistas diciendo que “Nadie que ame a El Salvador puede estar a favor de la minería”.

Comentarios en Facebook