Visita de Fray Jaime Campos de la Oficina de JPIC de Roma

visita-jpic-romaDurante los días 30 de octubre al 2 de noviembre de 2016 se recibió la visita de Fray Jaime Campos, ofm Animador General de la Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC) de la Orden de Frailes Menores en el mundo. Esta visita corresponde a la necesidad de Fray Jaime de conocer a todos los animadores de JPIC y del trabajo realizado por cada oficina a nivel provincial y regional. De esta manera es recibido por la Oficina de Justicia y Paz de la Provincia Franciscana Nuestra Señora de Guadalupe de Centroamérica, Panamá y Haití.

El día 31 de octubre se realizó una reunión por la mañana con el equipo de trabajo de la Oficina de JPIC de El Salvador para presentar el trabajo realizado por la oficina y sus colaboradores, entre ellos María Elena, Sandra, Blanca, fray Domingo y Ernesto. En esta reunión Jaime también compartió un poco de su trabajo y afirmó que es necesario estrechar los lazos de comunicación tanto con su oficina como con las otras oficinas de las provincias. Así mismo se compartió con la Oficina para la Recuperación de la Memoria de los Mártires Laicos de El Salvador (OFM) quienes mostraron los avances en la recopilación de los testimonios y entregaron copias de los ejemplares impresos. Por la tarde se realizó una reunión con miembros de la Sociedad Civil ambientalista organizada, entre ellos representantes del Foro del Agua, Mesa Nacional Frente a la Minería, Mesa Permanente para la Gestión de Riesgos, la Vicaría Santo Tomás Apóstol y Movilidad Humana del Arzobispado de San Salvador. Estas personas expusieron su trabajo y el papel de la Oficina de JPIC El Salvador en los diferentes procesos que sus organizaciones promueven.

Uno de los lugares visitado por Fray Jaime fue el santuario de Fray Cosme Spessotto, ofm, sacerdote franciscano asesinado en 1980, presuntamente a manos de las tropas militares del Estado salvadoreño. La parroquia San Juan Nonualco es lugar de un museo, una plaza y una capilla en honor de Fray Cosme, así mismo sus restos se encuentran sepultados al interior del templo parroquial. También se tuvo espacio para visitar a Monseñor Romero en la Cripta de Catedral Metropolitana de San Salvador y el mismo día el museo en el Hospitalito Divina Providencia donde vivió los últimos años de su vida el Pastor y Mártir. También tuvo tiempo para visitar a las hermanas clarisas y de participar en la conmemoración de las víctimas del conflicto armado, celebrada de forma ecuménica por las Iglesias Unidas por la Paz en el Monumento a la Verdad y la Vida ubicado en el Parque Cuscatlán.

Para ver más imágenes haz clic aquí.

Comentarios en Facebook